Biby Gaytán

Sale a la luz que Bibi Gaytán y Eduardo Capetillo ya no viven juntos

Los actores Bibi Gaytán y Eduardo Capetillo ya no estarían viviendo juntos ya que ambos buscan ganar las próximas elecciones.
jueves, 4 de marzo de 2021 · 10:00

No es novedad que cada vez es más común ver a personajes de la televisión incursionar en el mundo de la política. Y el caso de Eduardo Capetillo y su esposa BIbi Gaytán es un claro ejemplo de esta tendencia. Y es que la famosa pareja de actores estaría viviendo separada desde algunas semanas y la razón sería las aspiraciones políticas que tienen. 

Mientras que Biby es precandidata del PAN a la presidencia municipal de Ocoyoacac, su marido sería el candidato del Partido Verde Ecologista (PVEM) y buscaría ser diputado federal en Cuajimalpa. Y es que ya esta grabando spot y todo. En uno de ellos asegura que los ciudadanos suelen quejarse mucho pero hacer poco. En ese sentido indicó que es momento de dar un paso adelante para ser escuchados. 

Pero para que las carreras en política tanto de Biby Gaytán como de Eduardo sean una realidad deben cumplir con una serie de requisitos, pues así lo determinan las leyes electorales. Una de ellas es la residencia, por este motivo es que decidieron vivir separados y cumplir con la obligación que se les impone. 

El matrimonio vive desde hace años en Ocoyoacac por lo que para Gaytán nunca fue le problema su domicilio pero en el caso de Capetillo la cosa no sería tan sencilla. El protagonista de 'Marimar' debe radicarse al menos seis meses en Cuajimalpa antes de la elección. Aunque si es postulado por la vía de representación no será necesario que pase más tiempo alejado de su familia. 

Cabe recordar que Eduardo Capetillo peleó por la presidencia municipal de Ocoyoacac en 2018 pero perdió las elecciones. Otros de los famosos que están dispuestos a ser parte del mundo de la política son Paquita la del Barrio, Lupita Jones, Alfredo Adame y Gabriela Goldsmith, entre otros. Pero hasta a Paty Chapoy recibió un ofrecimiento para ser candidata pero por suerte ella no aceptó.