Dragón Ball

Descubre en qué se inspiró Akira Toriyama para crear Dragón Ball

Te contamos cuál fue la fuente de inspiración de Akira Toriyama para dar nacimiento a uno de los animes más exitosos de todos los tiempos.
jueves, 15 de abril de 2021 · 17:30

Dragón Ball es una de las series animadas más exitosas de todos los tiempos. La historia de Gokú y un grupo de guerreros que batalla contra los males del universo para salvar a la humanidad conquistó a diversas generaciones a lo largo de los años. En la historia podemos ver grandes monstruos, seres dotados de súper poderes e increíbles aventuras. 

Ante un mundo tan creativo es normal que los fanáticos se pregunten en qué se inspiró el creador de Dragón Ball para dar vida al anime. Aquí te compartimos las respuestas sobre una de las sagas más populares que se conocen en el mundo de las historietas. 

En primer lugar aparece el fantástico mundo de Disney. Fue su propio autor quién confesó que fue gracias a las producciones de Mickey Mouse fue que comprendió que quería ser un dibujante. La película que lo animó a lanzarse a la carrera de dibujante fue 101 Dálmatas, un clásico que se estrenó en el año 1965. 

Además, se valió de la ciencia ficción y las artes marciales para dar vida a su original anime. Ambos elementos fueron volcados en su obra, aunque el creador supo darles un estilo personal y  desafiante. Un dato relevante es que Toriyama se consideraba a si mismo como uno de los más grandes admiradores de Jackie Chan. 

A su vez, en Dragón Ball se encuentra plasmada la obra 'Viaje al Oeste: las aventuras del Rey Sin Wukong'. Toriyama quería que Dragón Ball sea su propia versión de la actualización de uno de los grandes pilares de la cultura china. Esta espectacular novela relata las aventuras de un mono, quién junto a tres monjes y tres inmortales emprenden la búsqueda de los sutras sagrados. 

El parecido es impresionante, sólo que en vez de los sutras el creador de Gokú se refiere a las esferas mágicas las cuales pueden conceder cualquier deseo a quién logró reunir las siete e invocar a un poderoso dragón Shenlong. Antes de aventurarse con la serie animada lanzó una primera versión a la que llamó Dragón Boy en 1983 donde también había muchas escenas inspiradas en películas de artes marciales. 

Otras Noticias