Cantinflas

La historia del nieto de Cantinflas que terminó viviendo en la calle

Se trata de uno de los pocos nietos del famoso comediante Cantinflas. Gabriel Moreno Bernart terminó viviendo robando y viviendo en la indigencia.
domingo, 28 de febrero de 2021 · 12:00

A pesar de que Mario Moreno, más conocido como Cantinflas, fue un hombre exitoso durante toda su carrera como comediante, parece que esta suerte no pudo alcanzar a sus descendientes. Uno de los pocos nietos del humorista protagonizó una vida llena de dramas y tristezas. 

Se trata de Gabriel Moreno Bernart, quién por sus problemas de adicciones terminó viviendo en la calle sumido en las más grandes pobrezas. Aunque no lo creas el joven tenía tan solo 19 años cuando su vida se convirtió en un infierno. Gabriel Moreno terminó robando con el objetivo de poder conseguir dinero para consumir drogas.  

Aunque en la actualidad confiesa que se encuentra rehabilitado, su historia se suma a la tragedia que padeció otro de los nietos de Cantinflas, el cual se terminó quitando la vida. 

Moreno Bernart escapó de su casa asegurando que tenía problemas con sus familiares. Fue incluso su padre, Mario Moreno Ivanova, quién lo indujo a este mal vicio como también a recurrir de forma continúa a centros nocturnos que eran propiedad de su patrino. Todas estas vivencias hicieron que se vuelva adicto a las sustancias y terminara viviendo en una cancha de fútbol en Tecamachalco. 

Lo cierto es que su padre contrató un equipo de seguridad para que lo siguieran y lo mantuvieran protegido. Cada vez que lo veían mal se lo llevaban, lo vestían y bañaban. Al parecer su padre siempre quiso que regresara pero el decidió que no fuera así. Por esto finalmente los Moreno Bernart decidieron que viva su vida. 

Cuando falleció su padre en el año 2017 decidió ingresar a un centro de rehabilitación y desde ese momento decidió compartir su experiencia junto a su hermana. En la actualidad Gabriel a sus 25 años asegura sentirse arrepentido de no haber valorado su hogar.