Brad Pitt

El divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie al borde de ser el más costoso de Hollywood

En lo que va del proceso cada una de las partes lleva gastado un millón de dólares.
viernes, 2 de abril de 2021 · 11:30

Brad Pitt y Angelina Jolie se consagraron como una de las parejas más exclusivas y admiradas de todo Hollywood. Ambos compartieron una relación de más de 10 años y pasaron por el altar para dar confirmación al amor que se tenían junto a sus seis hijos, tres de ellos biológicos y tres adoptados. 

Cuando la pareja anunció su separación, la misma se produjo envuelta en una serie de escándalos y polémica. Mucho se dijo respecto a la conducta del galán lo que motivó que comenzara una guerra legal por la custodia de los menores. Este proceso se inició en el año 2016 y esta apunto de convertirse en uno de los divorcios más comentados y costosos de todo Hollywood. 

Se dice que los actores llevan gastado un millón de dólares cada uno en abogados. Incluso Angelina Jolie tuvo que vender un cuadro de Winston Churchi y se dijo que el motivo fue continuar financiando el proceso legal y los altos honorarios de los letrados. Según algunos expertos este juicio podría tardar al menos unos seis años más. 

Cabe recordar que la actriz demandó a Pitt por abusos contra sus pequeños y en el divorcio figura la palabra 'diferencias irreconciliables'. Según Kelly Chang Rickert se trata de uno de los divorcios más largos de Hollywood, puesto que lleva más de cuatro años. El motivo se debe a que ambos están utilizando abogados de gran reputación. 

Se dice que han contratado a un juez privado que cuesta entre 900 y 1000 dólares por hora. Es decir, unos 10000 dólares al día. Toda la situación generó una serie de especulaciones en torno a la figura de Brad Pitt, de quién se dice se encuentra muy deprimido. Una de las razones es pensar que Angelina hará que sus hijos testifiquen en su contra, algo que parece devastar al actor de 57 años. 

A su vez, el pleito legal esta atravesando de forma directa sus vidas profesionales y también privadas. Los representantes de Brad Pitt aseguran que los más perjudicados son los pequeños puesto que la actriz no quiere que la custodia sea compartida. Según ellos, el galán admitió su parte de responsabilidad y su problemas con la bebida, pero Jolie no admite ningún defecto.