Lady Di

La curiosa teoría que asegura que Lady Di tiene una hija mayor

Una revista de espectáculos lanzó una fuerte teoría que asegura que Diana de Gales tuvo una hija a la que nunca conoció.
martes, 6 de abril de 2021 · 15:30

La princesa Lad Di fue sin duda una de las mujeres más influyentes de la época. Desde que se casó con el Príncipe Carlos logró ganarse un importante lugar en el corazón del pueblo de Inglaterra y también del mundo. No fue hasta el año 1997 cuando se conoció la triste noticia sobre su deceso en Paris. 

A partir de ese momento crecieron en torno a su figura una serie de incógnitas y misterios que rodearon la vida de la princesa. Se publicaron libros, se realizaron películas y series basadas en su historia y todo lo que padeció al lado del heredero de la corona británica. 

Pero lo que pocos conocen es una teoría un tanto terrorífica en torno a Lady Di, el príncipe y la Reina de Inglaterra. Todo tuvo su origen a causa de un medio de entretenimiento de Estados Unidos. El periódico sacó a la luz la existencia de una jovencita que tenía los mismos rasgos que la difunta princesa. 

Según este portal la madre de William y Harry tendría otra hija, una pequeña bebita cuyo nombre es Sarah. No se puede negar que la joven tiene un increíble parecido con Lady Di pero lo cierto es que existe una historia detrás de las similitudes. El tabloide contó la historia que asegura que esta mujer es la primera hija legítima de la pareja, aunque fue concebida fuera del matrimonio. 

Se cree que la niña fue producto de un experimento de la Reina Isabel para comprobar si Diana podía gestar sin dificultades. Pero la niña no habría sido gestada por la princesa sino por una mujer a la que se le alquiló el vientre. El Globe aclaró que el nacimiento de Sarah se produjo en el año 1981 tan sólo diez semanas antes que la boda real. 

A los 8 meses nació el príncipe William, quién de seguro se convertirá en el futuro Rey de Inglaterra. De ser cierta esta desquiciada teoría entonces la verdadera heredera al trono es la hija mayor del matrimonio, Sarah. La joven asegura que perdió a sus padres a la edad de 20 años, en ese momento la muchacha descubrió que pertenecía a la realeza por un diario que encontró. 

Sarah comenzó una investigación para demostrar sus lazos de sangre con la familia pero cuando comenzó a contar su historia a la prensa comenzó a recibir amenazas por lo que decidió alejarse e irse al exilio.