Entretenimiento

Viven mejor que tú. Los lujos que tienen las mascotas de Eugenio Derbez y otros famosos

Las mascotas de famosos que llevan una vida excéntrica al lado de sus amos

Eugenio Derbez y Salma Hayek son algunos de los famosos que más aman a sus mascotas y no tienen miedo de compartirlo en redes sociales.
Eugenio Derbez y Salma Hayek son algunos de los famosos que más aman a sus mascotas y no tienen miedo de compartirlo en redes sociales.

Las mascotas siempre nos acompañan en gran parte de nuestra vida, y los famosos como Thalía, Diego Boneta o Eugenio Derbez tienen muy consentidos a sus animalitos. Estos peluditos tienen una vida excéntrica que nos hace envidiarlos.

Eugenio Derbez y Fiona
Fiona es la bulldog del comediante y actor Eugenio Derbez, su nombre se lo puso inspirado en la película de “Shrek” donde prestó la voz para el doblaje de Burro. Entre los caprichos que le da, son ser su chofer e incluso pagarle su propio asiento para viajar en avión.

Más noticias de Entretenimiento:

5 SECRETOS PARA CURAR LA CRUDA
5 PUEBLOS MÁGICOS IMPERDIBLES EN MÉXICO
 

Diego Boneta y Akila
La pastor alemán de Diego Boneta también se ha transformado en una celebridad, haciendo que incluso lo acompañe en comerciales; la perrita incluso tiene su propia cuenta de Instagram. Boneta siempre aprovecha para llevársela de viaje o a la playa.

Salma Hayek y su Búho
A la exitosa actriz mexicana le encantan los perros, pero sin duda alguna la mascota que más destaca de ella es su búho Kering, quien duerme con ella cuando no está su esposo. El ave ha pasado por momentos divertidos, ya que Hayek contó en alguna ocasión que su pequeño vomitó una bola de pelo en la cabeza de Harry Styles. Salma también suele meditar con su mascota o ver videos en su iPad.

Los Rubios, de Paulina Rubio

Los Rubios son la pequeña manada de perros de Paulina Rubio, ya que a la colombiana le encantan los canes. Filipo, Lima y Cookie son los tres consentidos que han salido en varias ocasiones con la cantante, ellos tienen su propia cuenta de Instagram y están acostumbrados a los flashes; incluso son los primeros en sentarse en el sofá para esperar a su “mamá”, además de que les paga un catering especial cuando viaja con ellos. Por cierto, aman el tocino.


 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias